Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 2 de octubre de 2010

Viernes, 01 de octubre de 2010.


Hoy cuando bebía el té del desayuno me atraganté y descubrí que no podía tragar. Me asusté e intenté decirle a mi madre que llamara a una enfermera, pero no pude, me quedé sin voz. En esos momentos sólo deseaba que las oncólogas pasaran para contarles lo que me estaba ocurriendo. Nunca antes había deseado tanto que llegarán, pero eso sólo hacía que las horas se me hicieran más largas y que mis nervios fueran aumentando ¿Y ahora cómo voy a tomarme las pastillas de por la mañana? ¿Tendrán que ponerme suero para mantenerme hidratada? ¿Cuántos días estaré sin poder comer ni beber? ¿Podrán darme en estas condiciones el tratamiento? ¿Y si se retrasa más la quimioterapia la enfermedad seguirá creciendo?. Tantas dudas asaltaban mi cabeza de una forma descontrolada que me resultaba imposible pararlas. Miraba a mi madre en el sofá tumbada y no quería llorar para no asustarla, aunque me resultó imposible y terminé por contagiarla.
Estaba muy preocupada, pues hacía un par de días que me habían hecho la punción del pulmón y creía que después de eso todo iría a mejor. Pero no fue así.
Más tarde se abrió la puerta y tenía la esperanza de que fuese la oncóloga, pero era una enfermera que entraba con dos bolsas de 250ml para transfundirme sangre. Al menos con la transfusión siempre termino encontrándome mejor, aun así seguía preocupada.
Sobre las 11 de la mañana entraba Miriam acompañada de otra oncóloga y sentí un alivio momentáneo. Enseguida me preguntó cómo me encontraba y con la poca voz que me quedaba le expliqué que no podía tragar nada y que no me había podido tomar las pastillas de por la mañana. Me dijo que no me preocupara, que el esófago era muy estrecho y que la enfermedad al haber aumentado un poco lo estaría oprimiendo. De las pastillas que me quedara tranquila, que se podían dar por vía intravenosa, menos una de la que no me advirtió nada y que más tarde descubrí con desagrado que se trataba de un supositorio. Lo que deseaba era poder cagar y no que me metieran cosas por el culo, que llevo tres días taponada . Pero eso es lo de menos, porque no podrán darme el tratamiento de quimioterapia y ahora estoy pendiente de que me hagan una gastroscopia para comprobar cómo está todo mi sistema respiratorio y a qué se debe el que no pueda tragar. Además me van a volver a aumentar la dosis de corticoides para ayudar a desinflamar los gángleos que puedan estarme afectando.
Antes de que se marchara no pude evitar llorar y de nuevo me volvió a consolar "Ángel, hay que ir paso a paso, no podemos darte la quimioterapia porque corremos el riesgo de que puedas tener una hemorragia que no vamos a poder controlar y al final será peor el remedio que la enfermedad. Además, pocas veces había visto pacientes tan resistentes a los tratamientos como tú. Es tu quinta línea de quimioterpaia, llevas mucha carga encima y lo estás llevando muy bien, así que no te desamines". Escuchar palabras así me hicieron sentirme como el árbol que sembró mi padre frente a mi casa desde antes de que yo naciera y que a día de hoy sigue resistiendo a más de un huracán.
Ni el estreñimiento ni el insomnio ni el hambre ni el estar afónica ni la tos, que poco a poco ha ido desapareciendo, se llevan tan mal como la sensación de tener sed y no poder beber, más aun cuando tengo el oxígeno todo el día puesto y me reseca mucho la garganta. Pero aquí sigo y seguiré.
Después de 5 días finalmente el Flaco se ha podido quitar la mascarilla para no transmitirme el virus de la gastrointeritis y pudimos pasar la noche juntos, así mi madre ha podido descansar una noche en casa. Echaba tanto de menos sentir el calor del Flaco que no paramos de abrazarnos.
Nunca he sido buena para dar consejos y no sé si algún día lo seré, pero no midas tu vida con el tiempo, si mañana llegas tarde al trabajo pide disculpas por haberlo hecho y seguro lo entenderán, si te cierran las puertas del supermercado, no te enfades, vuelve al día siguiente más temprano, si llegas tarde al cine, despreocúpate que luego podrás descargarla. A donde quiero llegar es a que siempre he creído que mi enfermedad es como un puzzle en el que da igual cuánto tiempo te lleve formarlo, porque la recompensa es verlo terminado y cuando al fin lo consigues puedes al fin disfrutarlo. No le des importancia al tiempo y olvida las cosas del pasado que te han hecho daño. No pienses tampoco que tu vida en el futuro será mejor, porque nadie lo tiene asegurado. Disfruta tu vida, disfruta de poder dar un paseo, de poder beber, de poder comer, de poder ir sólo al baño, de poder viajar, de poder dar un beso apasionado, de poder lavarte los dientes, de poder hacer deporte, de poder estudiar, de poder trabajar, de poder ver, de poder, escuchar, de cada pequeño detalle, pero sobre todo, disfruta el día a día que son el regalo más preciado.
Sin duda, fue un día lleno de sentimientos encontrados y más después del regalo que el Flaco me adelantó por nuestro primer aniversario. De él sólo puedo decir que doy gracias a Dios por haberme enseñado el verdadero amor este último año al lado del que considero mi alma gemela. Aunque suene paradójico y a pesar de haber estado con cáncer, el Flaco me ha hecho pasar el
mejor año desde que vivo en Madrid.
Pero no fueron los únicos regalos, los padres de uno de los mejores amigos del Flaco me dieron una piedra energética y María, mi enfermera, la figura de un Santiago de Compostela cargada de un esfuerzo de 800km en bicicleta y mucha fe. Son detalles que aunque no lo parezcan sirven de pequeño empujón en el camino que vas andando.
Del alta tendré que esperar hasta que consigan estabilizarme, sólo espero que sea antes del sábado para poder celebrar nuestro primer aniversario juntos.

Buena vibra a todos.

13 comentarios:

  1. ya hay un angel mas en el cielo; que ya no sufre dolores ni angustias; te queremos por siempre muñeca ; no te olvidaremos

    ResponderEliminar
  2. Hermosa, ese flaco tuyo así como tu hermana, madre y tu misma, se merecen el cielo!! Te nos adelantaste reina. Mientras te alcanzamos disfruta tu estadía descansando en paz, que cuando lleguemos no habrá manera de hacerlo. Te adoro mi guerrera de luz!

    ResponderEliminar
  3. Angel ya no puedo escribirte dandote ánimos, ni fuerza.
    Atrás quedaron las idas y venidas a urgencias, tanta angustia, y dolor.
    Nos has dejado mucho, todo un ejemplo de amor por la vida, luchadora incansable, con una fuerza interior, y una fe incalculable.
    El color Rosa de tus flores denota, felicidad, dulzura, sentimentalismo, sensible luchadora, y eso eres tu.
    Se que desde donde estés vas a leerlo, y quiero decirte que fue muy corto el tiempo que nos conocimos, pero que siempre estarás en mi corazón.

    ResponderEliminar
  4. Hermosa guerrera siempre admirare tu fuerza, ahora descansa q estas en un lugar mejor. Tu amiga Tania

    ResponderEliminar
  5. Tus palabras me quedarán en el corazón por siempre Angel!

    ResponderEliminar
  6. Lamentablemente para mí, hoy he tenido noticias de la situación y desenlace de Ángel, a quien no he tenido el placer de conocer, por parte de mi buen amigo y hermano Luis María, quien tuvo la suerte de conocerla durante y después de su estancia en el Maneras. Luis,me ha llamado hoy con gran emoción para contarme sobre Ángel y sobre sus relatos en este blog.
    No la llegué a conocer, pero me ha emocionado profundamente leerla y por un instante me he sentido como si la conociera de siempre y eso, inevitablemente, me ha producido la caída de una lágrima; solo una, pero sincera. Debió ser una persona excelente, brillante y digna merecedora de vivir, a la que me hubiera encantado poder conocer, para aprender de ella. No encuentro consuelo alguno para sus seres queridos más allá de expresarles el orgullo que siento como persona, como ser humano, de que Ángel, a pesar de su situación, ha transmitido tanta vida y mediante este blog, ha dado una lección de valentía y sinceridad a tanta gente. En mi humilde opinión, considero que esta es una historia digna de ser contada y unos relatos dignos de ser leidos y conocidos por muchos, ya que seguro que podrán ayudar a muchísima gente. Por ello, Ángel, te doy mi más sincero agradecimiento allá donde estés.

    ResponderEliminar
  7. Mi más efusivo abrazo y espero encuentren consuelo en el mensaje de Ángel.Yo también soy de los que piensa que la vida y la muerte son algo digno de amar y honrar, estamos rodeados de personas que nos aman cuando llegamos y también cuando nos vamos. Creo que el hermoso mensaje de Ángel tiene su poder, habría que aplicarlo a nuestra vida, es hermoso ver lo que ella piensa sobre la vida, acerca de cómo disfrutarla y, también, a enfrontar a la enfermedad, combatirla, pero de una forma especial,aceptarla como un camino, un rompecabezas. Te leí con fruición y espero poder llevar siempre contigo tu fuerza y determinación. No entiendo por qué los mejores se nos adelantan, pero sí sé que todo es fugaz y que estaremos juntos en la silenciosa conciencia de esa cosa llamada vagamente Dios. Les mando un fuerte abrazo y gracias en especial a Ángel por su lección y su amor por los días de los que estaremos honrando sus bellas y sinceras palabras.

    ResponderEliminar
  8. GRACIAS ANGLES, POR ESTOS AÑOS DE ESTUDIOS, TRABAJOS, CORTOS Y DIVERSIÓN, MUCHA DIVERSIÓN. SABES QUE PARA MÍ ERES MI ANGLES Y SIEMPRE LO SERÁS. TE QUIERO WEII!!! YOVS

    ResponderEliminar
  9. Apenas había comenzado a seguir tu blog y ya te has ido. No sufrirás más (pero tú querías vivir, querías luchar, qué cruel es esa maldita enfermedad). Lo siento mucho, Ángel. Vuelvo a leer tus consejos y cobran un sentido más profundo. Gracias por haber compartido con nosotros tu experiencia. Acompaño en el sentimiento al Flaco, a sus padres, familiares, amigos. Conociste el amor. Descansa en paz.

    ÚLTIMO FRAGMENTO

    ¿Y conseguiste lo que
    querías de esta vida?
    Lo conseguí.
    ¿Y qué querías?
    Considerarme amado, sentirme
    amado en la tierra.

    Raymond Carver

    ResponderEliminar
  10. Me temo que ha pasado demasiado tiempo y que esta visita puede ser tardía. En cualquier caso, hace 15 meses que fui trasplantado y las cosas por ahora van bien. Trato de explicar mis experiencias para poder ayudar si es posible, a alguien a llevar su enfermedad, porque, como a mi me dijeron, "Esto tiene tratamiento y tiene cura". Hasta ahora no me han mentido y sigo aqui.
    En mi blog voy publicando estas experiencias por relatos y os invito a hacerme una visita.
    http://elbisturi-paco10.blogspot.com
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Prima
    No.sabes cuanto te extraño y cuanta falta hace tu sonrisa
    Toda mi infancia fue junto a ti...fuiste tu..y eres el recuerdo mas latente y hermoso de ella
    Ya me preparo para iniciar un humilde altar en tu honor...con su fruta sus ruffles de queso y su tequila... Su pedacito de mar y unas fotitos de aquí y de allá...medio mal impresas pues no tengo ninguna física :(
    Y mís alas de ángel tatuadas en la espalda... .en tu honor igual, ya casi se terminan
    Te llevo en el corazón
    Te quiero un chingo prima

    ResponderEliminar
  12. Prima
    No.sabes cuanto te extraño y cuanta falta hace tu sonrisa
    Toda mi infancia fue junto a ti...fuiste tu..y eres el recuerdo mas latente y hermoso de ella
    Ya me preparo para iniciar un humilde altar en tu honor...con su fruta sus ruffles de queso y su tequila... Su pedacito de mar y unas fotitos de aquí y de allá...medio mal impresas pues no tengo ninguna física :(
    Y mís alas de ángel tatuadas en la espalda... .en tu honor igual, ya casi se terminan
    Te llevo en el corazón
    Te quiero un chingo prima

    ResponderEliminar